La Cruz de Scientology Teología y práctica de una religión contemporánea Cienciología
Selecciona un idioma
Busca
-->
Una obra de referencia presentada por la Iglesia de Scientology Internacional Página Principal
Contenido
El Credo de la Iglesia de ScientologyIntroducción
Capítulos
Apéndices
Apéndice 1 Los Fundamentos Teologales de la Religión de Scientology
Apéndice 2 Scientology Análisis y comparación de sus doctrinas y sistemas religiosos
Apéndice 3 Scientology Rasgos de religión
Apéndice 4 Scientology Su cosmología, antropología, ética y metodologías
Apéndice 5 Scientology Una Nueva Religión
Apéndice 6 Scientology  Definiciones Actuales de la Religión desde las Ciencias Sociales
Apéndice 7 Scientology Una verdadera religión
Apéndice 8 Scientology Relación entre Scientology y otras religiones
Apéndice 9 El reconocimiento oficial de Scientology como religión
Apéndice 10 Libros de L. Ronald Hubbard sobre Scientology
Iglesias y Misiones de Scientology
Bibliografia



Las verdades combinadas de cincuenta mil años de pensadores, destiladas y ampliadas por nuevos descubrimientos sobre el hombre, han hecho posible este éxito.


Le damos la bienvenida a Scientology. Lo único que esperamos de usted es su ayuda para lograr nuestras metas y para ayudar a los demás. Esperamos que se le ayude.


Scientology es el movimiento más vital sobre la Tierra hoy en día.


En un mundo turbulento, el trabajo no es fácil. Pero entonces, si lo fuera, no tendríamos que estar haciéndolo.


Respetamos al hombre y creemos que es digno de ayuda. Le respetamos a usted y creemos que usted, también, puede ayudar.


Scientology no adeuda su ayuda. No hemos hecho nada por lo que debamos propiciar. Si lo hubiéramos hecho, no seríamos ahora lo suficientemente inteligentes para hacer lo que estamos haciendo.


El hombre desconfía de todos los ofrecimientos de ayuda. Con frecuencia se le ha traicionado y se ha destrozado su confianza. Con demasiada frecuencia ha dado su confianza y se le ha traicionado. Nosotros podemos errar, pues construimos un mundo con astillas rotas. Pero nunca traicionaremos su fe en nosotros mientras sea uno de nosotros.

Continúa

  Anterior Siguiente

Principio de página
Contactos Glosario Librería Encuesta Sitios afines