La Cruz de Scientology Teología y práctica de una religión contemporánea Cienciología
Selecciona un idioma
Busca
-->
Una obra de referencia presentada por la Iglesia de Scientology Internacional Página Principal
Contenido
El Credo de la Iglesia de ScientologyIntroducción
Capítulos
Apéndices
Apéndice 1 Los Fundamentos Teologales de la Religión de Scientology
Apéndice 2 Scientology Análisis y comparación de sus doctrinas y sistemas religiosos
Apéndice 3 Scientology Rasgos de religión
Apéndice 4 Scientology Su cosmología, antropología, ética y metodologías
Apéndice 5 Scientology Una Nueva Religión
Apéndice 6 Scientology  Definiciones Actuales de la Religión desde las Ciencias Sociales
Apéndice 7 Scientology Una verdadera religión
Apéndice 8 Scientology Relación entre Scientology y otras religiones
Apéndice 9 El reconocimiento oficial de Scientology como religión
Apéndice 10 Libros de L. Ronald Hubbard sobre Scientology
Iglesias y Misiones de Scientology
Bibliografia


26 Así se derivan las manifestaciones de placer y dolor, de pensamiento, emoción y esfuerzo, de pensar, de sensación, de afinidad, realidad, comunicación, de comportamiento y ser y los enigmas de nuestro universo están aparentemente contenidos y resueltos aquí.

27 Hay beingness, pero el hombre cree que sólo existe la condición de llegar a ser.

28 La resolución de cualquier problema planteado aquí es el establecimiento de puntos de vista y puntos de dimensión, el mejoramiento de la condición y concurso entre los puntos de dimensión, y, por ello, entre los puntos de vista, y el remedio de abundancia o escasez en todas las cosas, agradables o feas, mediante la rehabilitación de la capacidad del punto de vista de adoptar puntos de vista y crear y descrear, desatender, comenzar, cambiar y parar puntos de dimensión de cualquier clase por la determinación del punto de vista. Se debe recobrar la certeza en los tres universos, porque la certeza, no los datos, es conocimiento.

29 Según la opinión del punto de vista, cualquier beingness, cualquier cosa, es mejor que ninguna cosa, cualquier efecto es mejor que ningún efecto, cualquier universo mejor que ningún universo, cualquier partícula mejor que ninguna partícula; pero la partícula de admiración es la mejor de todas.

30 Y por encima de estas cosas sólo podría haber especulación. Y por debajo de estas cosas está la participación en el juego. Pero el hombre puede experimentar y conocer estas cosas que están aquí escritas. Y algunos pueden querer enseñar estas cosas, y algunos pueden querer usarlas para asistir a los afligidos, y algunos pueden desear emplearlas para hacer a los individuos y a las organizaciones más capaces y así dar a la Tierra una cultura de la que podamos estar orgullosos.


Ofrecidos humildemente por L. Ronald Hubbard como regalo al hombre el 23 de abril de 1953

Continúa

  Anterior Siguiente

Principio de página
Contactos Glosario Librería Encuesta Sitios afines